Adolecente - Teen Etapas De Desarrollo - Develomental Stages Intermedia - Middle School Octavo - 8th Plaza Famila Séptimo - 7th Sexto - 6th

¿Tu Hijo de la Escuela Intermedia se ha Convertido en un “Seguidor”?

istock_000006711259xsmallleader_xlarge
avatar
Written by Maria

La mayoría de los padres consideran una pesadilla el pensar que su hijo se convierta en un “seguidor” en la escuela. Esto es ciertamente con justa razón. Los niños que se convierten en seguidores en la escuela tienden a tener comportamientos y realizar actividades que están fuera del carácter normal. Generalmente, terminan involucrándose en situaciones que son perjudiciales para sus carreras académicas y crean fricciones dentro de sus relaciones interpersonales con familiares y el personal de la escuela.

Permíteme dar un prefacio al decir que, dentro de los confines del ambiente de la escuela intermedia, es normal que los adolescentes se “copien” los unos a los otros hasta cierta medida. Generalmente esto se refiere a tendencias de moda que tienden a seguir paralelamente con su manera de hablar y el uso de jerga. Los padres y educadores necesitan comprender que esto no es un periodo fácil para la gente joven, ya que están tratando de definirse como individuos y están experimentando con diferentes facetas de sus personalidades físicas y emocionales.

El convertirse en un “seguidor” es un fenómeno completamente aparte. Los niños que siguen y emulan el mal comportamiento de sus iguales lo hacen porque buscan ser aceptados y no tienen la suficiente autoestima para separase de las personas o relaciones tóxicas. Muchas veces, no tienen límites para lo que harían o dejarían de hacer para ganarse la aprobación de otros compañeros de clase.

Desafortunadamente, desde el punto de vista del educador, he visto niños que se convierten en seguidores bajar sus calificaciones, ser suspendidos de la escuela, experimentar con sustancias ilegales, e incluso faltar a clases. La parte triste es que la mayor parte de estos niños eran buenos alumnos que simplemente se dejaron llevar para poder “ser aceptados”. También he visto el efecto que esto ha tenido en la dinámica familiar en términos de romper la comunicación entre padres e hijos.

Es muy importante que los padres monitoreen el comportamiento de sus hijos para identificar cualquier señal de que están siendo influenciados de manera negativa o de que están siguiendo malos comportamientos en la escuela. Aunque no pueden estar con su hijo en todo momento, pueden ser proactivos en las vidas personales y académicas de sus hijos y estar al pendiente de cambios negativos de personalidad o de sus actividades que ocurran de manera repentina y que no corresponden al carácter de sus hijos. La intervención temprana de adultos positivos y productivos en las vidas de los niños es una parte clave para prevenir que estos comportamientos se salgan de control.

Finalmente, los padres deben alentar y apoyar a sus hijos para que tengan la suficiente confianza para resistirse a caer con influencias negativas en la escuela. La mayoría de los educadores te dirán que los niños que se sienten queridos y apoyados por sus padres generalmente no buscan la validación en otros lugares. Fomentar un sentido de orgullo y motivar a los adolescentes tiene un gran impacto para crear líderes futuros en vez de seguidores futuros.

Comments

Powered by Facebook Comments

About the author

avatar

Maria

Maria Castro es la propietaria y editora del blog ToughCookieMommy.com en el que ella documenta sus experiencias como madre de dos niños, esposa y maestra de escuela intermedia en la ciudad de Nueva York durante más de 10 años.