1. DDAH es el desorden de comportamiento más comúnmente diagnosticado en niños.

2. Los niños con DDA o DDAH pueden presentar algunos o todos los siguientes:

  • Dificultad para poner atención en la escuela
  • Dificultad para completar tareas
  • Ser impulsivos
  • Problemas para escuchar
  • Problemas para seguir instrucciones
  • Se distraen fácilmente
  • Inquieto
  • Corre alrededor en momentos poco apropiados
  • Espeta respuestas antes de que uno pueda hacer la pregunta
  • Dificultad para esperar su turno
  • Interrumpe a los demás
  • Dificultad para administrar el tiempo y habilidades de organización
  • Hiperactividad

3. DDAH es una condición neurobiológica de por vida. Tiene bases biológicas así como un fuerte componente genético. En otras palabras, tiende a ser hereditario. Investigaciones muestran que es el resultado de un desequilibrio de los mensajeros químicos dentro del cerebro. DDAH ha sido reconocido como un diagnóstico legítimo.

4. Los niños no dejan atrás el DDAH. Se ha estimado que 6 por ciento de la población adulta tiene DDAH, la mayoría no sabe que lo tiene y no han sido diagnosticados. Los adultos con DDAH generalmente tienen dificultades para organizarse, para recordar citas y muchos tienen un historial de haber fallado en la escuela, haber tenido dificultades en su carrera, problemas legales o financieros, y relaciones personales problemáticas.

5. DDAH afecta a ambos, niños y niñas. Los síntomas de DDAH en las niñas son distintos que los síntomas en los niños, y por esta razón puede ser más difícil de reconocer y diagnosticar en las niñas.

6. DDAH no es el resultado de haber sido malos padres. Los niños con DDAH no pueden controlar sus impulsos. Un niño puede espetar cosas sin siquiera darse cuenta. Puede estar constantemente fuera de su asiento o tener dificultades para permanecer en silencio. El problema no es resultado de mala disciplina sino que tiene sus raíces en la química cerebral.

7. Los niños que toman medicamentos para el DDAH son menos propensos a abusar de las drogas cuando se conviertan en adolescentes. El tener DDAH sin tratamiento incrementa el abuso de las drogas y el alcohol. El tratamiento adecuado reduce el riesgo. La decisión de dar medicamento para DDAH a un niño es una decisión difícil y otras opciones deben considerarse, pero el DDAH debe tratarse como cualquier otra enfermedad. Solo porque no lo puedas ver o no se presenta en un examen no significa que no esté ahí. Los medicamentos que se utilizan para tratar el DDAH han demostrado ser seguros y efectivos para tratar los síntomas. Los medicamentos no convierten a los niños en adictos o “zombies” aunque sí tienen efectos secundarios como cualquier otro medicamento.

8. Los niños con DDAH generalmente tienen inteligencia arriba del promedio. Lamentablemente, mucha gente todavía cree que los niños con DDAH son flojos y que nunca lograrán nada. Investigaciones han demostrado que las personas con DDAH generalmente tienen inteligencia por arriba del promedio. Algunas personas exitosas con DDAH incluyen a: Mozart, Benjamin Franklin, Abraham Lincoln, Henry Ford, Albert Einstein, Thomas Edison, Bill Gates, y Michael Phelps.

9. No todos los niños con DDAH son hiperactivos. Hay varios tipos distintos de DDAH: el tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo, el tipo predominantemente distraído, y el tipo combinado. El tipo predominantemente distraído no incluye síntomas de hiperactividad. Debido a esto, se refiere a este como DDA. Las niñas generalmente presentan el tipo distraído de ADHD y pasan desapercibidos como si fueran tímidas o introvertidas.

10. Los niños con DDAH puede concentrarse atentamente en cosas que les interesan. Es un concepto erróneo común que un niño con DDAH no puede poner atención en absoluto, pero la verdad es que un niño con DDAH tiene dificultades para regular la atención. Los niños con DDAH pueden concentrarse atentamente, lo que es muchas veces conocido como hiperconcentración, cuando están haciendo algo que realmente les interesa y los cautiva.

 

 

Creative commons-licensed photo provided by Elizabeth Albert.

Comments

Powered by Facebook Comments