10 Cosas Que Puedes Hacer Para Ayudar A Tu Hijo Con Discapacidad De Aprendizaje A Triunfar En La Escuela

  1. Conoce las fortalezas y debilidades de tu hijo. El conocer las fortalezas y debilidades de tu hijo te ayudará a encontrar mejores maneras de capitalizar esas habilidades y a apoyarlo con aquello que le se le dificulta más.
  2. Conoce la discapacidad de tu hijo. Mientras más conozcas sobre la discapacidad de tu hijo, más perspicacia tendrás sobre las mejores maneras en las cuales puedes ayudar a tu hijo y a ayudar otros a comprenderlo. Para mantenerte informado lee, investiga en el Internet, atiende conferencias y no tengas miedo de hacer preguntas a los doctores y maestros de tu hijo.
  3. Familiarízate con la ley. Conocer los derechos de tu hijo y familiarizarte con las reglas y normas que aplican al programa de educación especial de tu hijo te ayudará a determinar las mejores maneras de ayudarle.
  4. Motiva a tu hijo para que le encante el aprendizaje. Toma en cuenta el estilo de aprendizaje de tu hijo, reconoce y elogia sus esfuerzos y mejoras, enfatiza las fortalezas y enfócate en le experiencia de aprendizaje en vez de enfocarte en los resultados. No hay nada más importante que enseñarle a tu hijo el gusto por el aprendizaje, especialmente para niños que seguido tienen que trabajar más que sus iguales.
  5. Aprende a ser un buen defensor para tu hijo. Establece metas junto con una estrategia para lograrlas, aprende a trabajar junto con maestros y profesionales. Tu conoces a tu hijo mejor que nadie y debes tener un rol activo en la planeación de su educación.
  6. Nutre los intereses y pasiones de tu hijo. Haz que las actividades y el aprendizaje sean relevantes para tu hijo utilizando sus intereses y pasiones como una herramienta para el aprendizaje. Si tu hijo tiene problemas con la matemática pero le interesan los trenes, modifica el problema original para que incluya trenes y motivarlo a aprender algo que se le dificulta al incorporar algo que le encanta. Los intereses pueden incluso capitalizarse para convertirse en oportunidades futuras de profesión.
  7. Cree en ti mismo. Si crees que hay algo mal confía en tus instintos. Tu puedes sentir cuando algo está molestando a tu hijo en la escuela, si la medicina o el método de enseñanza no están funcionando sigue esos instintos para encontrar soluciones.
  8. Recuerda que eres parte de un equipo. Conoce a las personas que trabajan con tu hijo en la escuela, comunícate con ellos regularmente, ofrécete como voluntario en la escuela y solicita reuniones regularmente. Mantén abiertas las líneas de comunicación. Pregunta a los maestros y terapeutas que es lo que funciona para tu hijo en la escuela y lo que no funciona y comparte con ellos lo que funciona para ti, lo que te preocupa y si hay algo que ocurra en casa que pueda afectar a tu hijo en la escuela.
  9. Únete a un grupo de apoyo. Es importante conectarse con otros padres que comprenden por lo que estás pasando. Los grupos de apoyo son un lugar donde compartir información, ideas y recursos y para hacer nuevas amistades. El mejor consejo que jamás he recibido ha venido de otras madres que han caminado el mismo camino que estoy caminando ahora y a veces sus consejos y apoyo me han salvado la vida.
  10. Ayuda a tu hijo a defenderse por sí mismo. Enséñale a tu hijo a comunicar cómo aprende mejor, lo que necesita para ayudarle a aprovechar sus clases al máximo, y cómo se siente al enfrentarse a ciertos problemas, como los exámenes y la presión social. Dale el poder de hacer de su vida un éxito.

 

Foto bajo licencia Creative commons proporcionada por knittymarie.

Comments

Powered by Facebook Comments